Review | Camisetas Coach Guillermo Brown 2019/20

Año tras año consiguen con su objetivo: ser las mejores camisetas en cuanto a diseño de la segunda división del fútbol argentino y, por qué no, de las más destacadas de todo el mercado. Una vez más diseñadas por el amigo de la casa, Franco Carabajal (prometemos ser objetivos igual), se presentaron las camisetas Coach Guillermo Brown 2019/20 y, al igual que en años anteriores, las analizaremos detalle por detalle.

Review | Camisetas Coach Guillermo Brown 2019/20

Para esta colección, la idea principal se centró en los rayos, relacionados con las tormentas en los mares de Puerto Madryn. Este elemento tiene una enorme presencia en el modelo titular, sustituyendo la clásica banda. El mismo se aplica en dos tonos de azul, para darle algo más de complejidad, siendo únicamente interrumpido por el patrocinador sublimado con un reborde azul para añadirle visibilidad, pero sin dejar de estar en concordancia cromática con el resto. Lamentablemente la espalda es totalmente lisa, por lo que solo nos encontraremos con una ‘pila’ de patrocinadores y el dorsal del jugador. Tal vez un emblema en la nuca, o una leyenda, le hubiera dado un poco más de vida.

Review Camisetas Coach Guillermo Brown 2019 2020 TitularReview Camisetas Coach Guillermo Brown 2019 2020 Alternativa

Las mangas poseen una franja en azul marino, que se extienden desde el cuello (del mismo color), hasta los puños que, además del azul marino, culminan con el mismo tono más claro que decora la parte central de la franja. El mismo template se aplica a la variante alternativa, en azul oscuro, pero siendo interrumpida únicamente la parte superior por las tiras blancas en las mangas. Ni cuello, ni puños contrastando. El cuerpo frontal de la camiseta añade nuevamente los rayos bi-tono como franjas horizontales que le quedan una barbaridad: es hermosa esta casaca. Nuevamente, tal vez un jocktag o algún detalle personalizado le darían más personalidad, pero es exquisita a la vista. Eso sí, no le encontramos sentido a que los rayos no estén en la espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *